Lanestosa: 8ª Jornadas de cuevas y montaña

El próximo día 2 de abril, nuestro socio, Urtzi, da una charla a las 18:00 en las escuelas de Lanestosa.

El tema son las últimas exploraciones espeleológicas en el karst de Ubal.

Agradecemos al Ayto de Galdames que haya cedido, para su exposición en Lanestosa, parte de la colección de fotografía espeleologíca que produjo junto con la S. E. Burnia para su XX aniversario.

Y a las entidades organizadoras de las jornadas, por ayudar a dar a conocer el trabajo de los espeleólogos en éste territorio.

En las tres trincheras

Este largo puente de San Jose ha sido fecundo en actividad porque hemos aprovechado la posibilidad de acceder a otros municipios y, conformando pequeños grupos, hemos explorado tanto en Galdames como en Ubal y Jorrios.

Se trata de ir recuperando la forma física en unos casos o de ponerse a tono con la técnica en otros.

En Galdames, el día 19, el equipo nuevo va a Urallaga a explorar una escalada que quedó pendiente hace años en la zona oeste del sector Balmaseda. Se trata de revisar un aporte que justo hoy traía bastante agua. Se comienza el ascenso por una colada arcillosa, buscando luego la progresión por roca de mejor calidad. Queda incabada, pero la parte mas vertical de la escalada ya ha sido superada. Revisamos también la gatera que se desarrolla en direcciones norte.

En paralelo, otro equipo ha realizado en ésta y otras jornadas anteriores, el acondicionamiento del acceso y exploración de una grieta al fondo de “La Escarpada”


En Ubal, el día 18, se hacen dos entradas, una en la “Mina Clara” y otra en una torca nueva cerca del “Pumarejo”. En mina Clara, se equipa un pasamanos para llegar a punta y se avanza un poco por una gatera de barro. La torca nueva, que se desciende entre maleza, se colmata a poca profundidad.

Los dias 19, 20 y 21, con los compañeros del GEMA, realizamos una actividad prolongada en la Torca de la Achadera, que incluye, dos noches de vivac. No tenemos equipo de topo, así que nos centraremos en avanzar.

Entramos el viernes sobre las 12:00 con lluvia y tras descender la “cueva-barranco”, llegamos a las galerías fósiles totalmente empapados. Pasamos por el vivac a dejar la comida y la ropa, y cogemos el material de exploración necesario. Vamos al fondo de la galería “Alita de mosca”, donde en su día perdimos el aire. Tras reequipar un pozo de unos 80m , revisamos la sala que hay en su base. Hay varios aportes y perdidas, quedando pendientes dos puntos que habría que forzar un día sin agua.

De vuelta, en altura, vemos una diaclasa que remontamos unos 30 m, hasta un punto donde quedan, una escalada y un pozo que descender. Emprendemos la vuelta al vivac sobre las 20:30, y llegamos a él a las 22:00. En el P80, quedan varias ventanas que revisar. Esta zona va a dar trabajo.

El sábado nos ponemos en marcha hacia las 12:00. Como estamos cansados, instauramos el “Alper-eguna” y descendemos un pozo que teníamos reservado junto al vivac. Baja unos 70 m y al subir revisamos una ventana ascendente (Saguzahar Albinoa) hasta que se termina la batería. Se deja equipado para realizar la topo. Luego, nos vamos a revisar la galería principal entre la sala Alluitz y el vivac donde hemos encontrado una galería pequeña y sin aire pero tapizada de excéntricas. Precioso, pero sin más resultados. A las 21:00 estamos de nuevo en el vivac.

El domingo “amanece” a las 9:30, desayunamos fuerte y a las 12:00 arrancamos hacia la superficie. La cueva ya se ha drenado del todo y subimos entre los típicos goteos, pero nada que ver con el diluvio del viernes. El ultimo sale a las 15:45.


En Jorrios, el día 20, con bastante frío, otros cuatro socios organizamos una jornada de prospección. Se trata de reconocer los accesos a la zona del “Toral”, donde hay algunas simas antiguas catalogadas por el GEV y el Esparta. Una buena excusa para localizarlas y ver si se les pasó algo por alto.

Localizamos las que parecen ser la J-110 y la J-121. Se encuentran en una zona de media ladera con lapiaz y dolinas arboladas. La zona es bonita e interesante y está más que justificada la convocatoria de una jornada de prospección más en profundidad.


Para acabar el fin de semana, el día 21, en Galdames, los “yogurines” se internan en Arenaza 3 para trabajar las técnicas de progresión e instalación. Hoy hay bastante agua en la zona arcillosa del tramo de galería horizontal inicial.

Descendemos hasta el rio Aranaga por el p50. El nivel del río se presenta bajo, pero la prediccion de lluvia en el exterior nos hace ser cautelosos y volvernos hacia atras al comienzo del caos de bloques de “Nueva Arenaza”.

La zona es algo precaria, con mucha roca suelta. Nos sorprende algún “meteorito” que otro.

Por lanestosa

Revisando lugares recónditos

Hoy, 5 miembros del grupo, acompañados de un arqueólogo, analizan varias cavidades y abrigos en las inmediaciones de Lanestosa.

Destaca la cueva de “Las Pajucas” por haberse hayado anteriormente en ella restos de una mandíbula humana y cerámica.

El resto de las cavidades revisadas no presentan gran interés arqueológico

Escenas de la jornada

El “Duende” de Jorrios

El otro equipo compuesto por J, B, N y O nos vamos de prospección en la zona de “Viento Gallego”.

Gracias a las nevadas de este año, las zarzas estan bastante aplastadas, y aunque con dificultades, podemos descender por 4 de los arroyos que atraviesan esta zona.

Encontramos algunas pequeñas grietas por debajo de Viento Gallego, pero sin aire ni continuación.

Esta Mañana hacemos dos grupos de trabajo.

Mientras cuatro van a prospectar, otros cuatro bajamos a la T-077 a seguir con las labores de topo, esta vez en la galería Oeste.

Tras una hora de rapeles, To. anda despistado, así que M, E y Te nos tiramos un ratito buscando hasta encontrar el punto de topo desde el que comenzar la sesión de hoy.

La galería Oeste es una galeria de buenas dimensiones y bastante concrecionada pero sin aire . Hacemos la topo, sacamos alguna foto y despues de comer, salimos “muy tranqui”, en dos horas estarémos en la calle.

Hoy hemos aprovechado la sesión de topo para que M. se inicie tomando los datos con el Topodroid y E. se estrene con el DistoX.

Los sonidos de la fragua

Esta mañana vamos a la Fragua a la busqueda de sonidos naturales y otros sonidos musicales complementarios para incluirlosen un trabajo universitario. Hace tiempo que no volvíamos por esta cavidad. Sin duda, esta siendo visitada con cierta asiduidad, como se deduce de los anclajes preparados para asegurar algunos pasos en el trayecto.

curso de perfeccionamiento (la fragua)

Nos juntamos T , B y N. En el local, B y N utilizando el croquis de instalación de “El Pequeño Carlista” de La Fragua, se encargan de seleccionar las sacas, anclajes, cuerdas y material necesario para realizar la actividad de hoy. Se muestra como ensacar la cuerda correctamente, los nudos de princio, fin de cuerda, saca, tipos de mosquetones y placas…
Una vez en la Fragua, hacemos un checklist del material personal del compañero. Se detectan algunos fallos en el material
personal, se hacen los ajustes necesarios y se explican algunas configuraciones alternativas y otros usos del material personal.
De cara a la colocación de anclajes se enseña a identificar con maza las zonas buenas y malas para colocar un anclaje, y practicamos instalando unos spit a mano.
Una vez en la sima, B baja instalando la cuerda. En varios casos necesita limpiar los spit viejos con macho de roscar para instalar el anclaje. Una vez los tres abajo, visitamos la sala y el río del fondo. Hoy el río baja normal, pero parece que ha habido una crecida de unos 3 metros en fechas recientes. Visitamos el vivac del BetiGoruntz.
De subida N se encarga de desinstalar la sima completamente.

Año internacional del Karst

La Unión Internacional de Espeleología ha organizado, en 2021, el Año Internacional de las Cuevas y el Karst, con el objetivo de divulgar la importancia de estas formaciones para el patrimonio natural y cultural en todo el mundo.

Os recomendamos que visitéis este enlace de la Unión Internacional de Espeleología. Tiene unas imágenes muy chulas y una forma de explicar la importancia del Karst y las cavidades muy amena. !Que las disfrutéis¡

T-249, …al bosque a trabajar…

La historia de esta nueva sima en las laderas del Pico del Acebo, comienza con su localización hace justo un año, poco antes de la declaración del estado de alarma y el consiguiente confinamiento. Por lo tanto, estaba aún sin descender, pero la semana pasada, por fin un equipo de “deportistas federados encartados” se ha animado ha despejar las incógnitas que había sobre ella. Se trata de un pozo de unos 55 metros sin repisas. Para instalarlo, hemos empleado 8 fraccionamientos con los que evitar las zonas de roca suelta colmatada por colada.

Dado que se baja bastante pegado a la pared, es facil desprender de ella multitud de piedritas y arena que son difíciles de evitar para los que se encuentran por debajo del que desciende. (No hay sitios para refugiarse)
El pozo acaba en una fuerte estrechez, desarrollandose a su lado, otro pozo paralelo también estrecho, pero que no baja tanto. El pozo paralelo está lleno de agua, que llega por un meandro que se alimenta de una pequeña grieta paralela.

No detectamos movimiento de aire en ningún lugar de la sima, y la damos por finalizada.

T-77 (revisión)

Despues de casi un mes de confinamiento, 8 miembros del Burnia vuelven a la T-77, actualmente en revisión. Se trata de una sima de 150mp que da acceso a la Mazuela y que nos servirá a unos para ponernos a tono después del parón y a otros para mejorar un poco la técnica de verticales. Tras una breve caminata nos internamos en el Karst progresando por una senda en ambiente casi selvático, avanzando entre tejos y espinos. Llegamos a la boca de la sima y descendemos por conductos estrechos hasta llegar a la ultima cabecera: una vertical de unos 40 metros, la mitad en volado, que ofrece una bonita estampa de los enormes volúmenes de la Gran Sala. Realizamos una pequeña parada para comer e inspeccionamos una zona con diversos espeleotemas. Comenzamos de nuevo el ascenso, alguno a propulsión a chorro, debido al menú a base de tortilla picante. Una vez fuera retornamos a los coches, observando la bonita panorámica que nos deja el atardecer sobre los Jorrios.
1 2 3